¿Por qué con nosotros?

El Camino de Santiago

Ahí donde lo ves, este Camino tan sencillo en apariencia ha sobrevivido a los hombres y mujeres que lo soñaron. A los que lo pintaron. A los que pensaron que podían quedárselo y a los que trataron de ponerle puertas. Tenaz, incansable, inmutable a lo inmediato pero permeable a la esencia y flexible ante el ser humano, el Camino de Santiago ha esculpido el carácter de millones de peregrinos que  han vuelto a casa con la conciencia clara de lo que quieren en la vida y de cómo lograrlo.

La experiencia del Peregrino

Otros tantos peregrinos, sin embargo, no aprovechan su experiencia: miles de factores pueden alterar la percepción y hacer que no entiendas, no escuches, no comprendas lo que el Camino dice y pierdas esta oportunidad de oro.

Hay también quién vuelve totalmente defraudado porque espera del Camino una suerte de oráculo que le diga cómo conseguir lo que creemos desear con todas nuestras fuerzas. Pero el Camino no atiende a lo que pensamos querer sino a lo que necesitamos tanto si buscamos nuestro crecimiento personal como si lo que nos planteamos es un cambio en el funcionamiento de nuestra familia, empresa u organización.

Hablamos

Es importante que decidas si quieres  vivir esta experiencia desde cero  y arriesgarte a no entender lo que te pasa o si optas por aprovechar nuestra experiencia y convertir tu Camino en la herramienta que necesitas para crecer.

Menú